El láser de femtosegundo NO CORTA la córnea, sino que es capaz de diseñar, con precisión micrométrica,  una fina capa o flap corneal, la cual separamos posteriormente, evitando el gran riesgo de cicatrices irregulares en la córnea y deterioro visual en el futuro.

Esta técnica nos permite operar casos de altas dioptrías de miopía (hasta 9-10 dioptrías) hipermetropía (hasta 6-7 dioptrías) y astigmatismo (hasta 7 dioptrías.), que con la técnica lasik tradicional eran inviables.

LASER FEMTOSEGUNDO INTRALASE